101 igvDesde la asunción del nuevo gobierno presidido por el presidente Kuczynski, uno de los temas principales que se viene comentando y analizando es la conveniencia de la reducción del IGV en estos momentos (un ofrecimiento de campaña).

Para que la rebaja del IGV suceda pronto debe trabajarse en la ampliación de la base tributaria, como lo ha manifestado el ministro de economía en reiteradas oportunidades, más aún si señala que “hoy en día nuestro sistema tributario está basado sobre 54 empresas que recaudan el 40% del total de la recaudación.” (Gestión, p.2, 17.08.16); pero ese objetivo no será fácil en el corto plazo debido a que ampliar la base tributaria en el entorno actual es complejo, es decir que no sólo bajando el IGV es suficiente para “motivar” a la formalización y ampliar la base tributaria. Aquí algunas sugerencias que podrían contribuir con algo en la formalización:

  1. ¿Y si involucramos a los consumidores finales o demandantes con “recompensa o motivación real”?, nos preguntaríamos, ¿Porqué el consumidor final le es indiferente solicitar comprobante de pago (factura) por sus compras, servicios, consumos? Respuesta común, “Porque no le sirve para nada”, entonces sobre esta percepción se podría generar mecanismos de “recompensa o motivación” para el consumidor final o demandante se involucre en la “formalización”.
  1. Utilizando la tecnología y su DNI, podría crearse un sistema de beneficio directo al consumidor por el cual el consumidor recupera un porcentaje del IGV (10% o más, que nunca lo recibe el Estado) de lo que gasta (canasta básica en alimentos, salud, educación, energía, transporte, otros) y que iría a una cuenta intangible directa del consumidor de cualquier edad que tenga DNI (por ejemplo hasta 1 UIT de consumo al mes, puede involucrarse a toda la familia).
  1. Esta cuenta debe servir para ser utilizado para fondo de jubilación, desempleo, atención de salud, vivienda, educación. heredable, transferible.

En simultaneo debe verse otras problemáticas que desmotivan la formalización, por ejemplo la problemática del porque cientos de miles de MIPEs, no pueden cumplir con la formalidad tributaria, son de sobrevivencia y pocos competitivas (temas de mercado, tributarios, laborales, tasas de intereses, capacitación, acompañamiento, sostenibilidad, regulaciones municipales, etc.); Se requiere ir fortaleciendo a las MIPEs para que sean empresas competitivas crezcan y sean parte de esa base tributaria ampliada que se espera.

Me temo que por el momento, sólo bajar el IGV no va a ser suficiente motivación para incentivar a la formalización, el entorno es mucho más complejo.

Edgar Gómez Gallardo

eegg12@gmail.com

agosto 2016